El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

08/09/2014
Mr. Big - “The Stories We Could Tell” (2014).

De la mano de Frontiers, nos llega el nuevo álbum de Mr. Big. La banda formada por Eric Martin a la voz, Paul Gilbert a la guitarra, Billy Sheehan al bajo y Pat Torpey a la batería vuelve con nuevo disco bajo el brazo tras su exitoso “What If...”. Esta vez, “The Stories We Could Tell” es el título de este nuevo esperado álbum, en el que la banda intenta seguir manteniendo ese nivel de calidad y esquisitez de discos anteriores.

El disco arranca con “Gotta Love The Ride”, primer tema que hemos podido escuchar de este álbum, un tema con un riff inicial que nos enseña un Gilbert protagonista desde el inicio, que pronto nos introduce en una cabalgada en la que la voz de Eric Martin nos encandila, y es que su linea vocal en el tema es sencillamente brillante. “I Forget To Breathe” nos muestra un poco más al bueno de Billy, un poco más escondido en ese primer corte, y lo hace de nuevo con la aparición estelar de Paul con un solo antológico a la guitarra, todo ello dentro de unos cambios de ritmo brillantes con un cierto regusto funky.

“Fragile” baja las revoluciones, y con una base rítmica y armónica perfecta, el señor Martin se muestra a la perfección de nuevo, una semi-balada que cautiva desde el inicio y que gana con las escuchas. “Satisfied” es de las primeras que entra por todos los sentidos, y lo hace desde el inicio, de nuevo con las melodías de bajo y guitarra de Billy y Paul respectivamente, mientras Pat marca un ritmo sólido de puro rock, este tema es una auténtica delicia para los amantes del buen hard rock con un estribillo de lo más pegadizo y unos coros envidiables, y de nuevo Eric rayando la perfección con unas estrofas a su altura, alucinantes, pero principalmente ese estribillo dará mucho juego en sus directos.

“The Man Who Has Everything” es un tema que arranca con una guitarra acústica a modo de balada y con la preciosa voz de Eric, para convertirse en una power ballad en toda regla, mucha belleza la que aguarda este tema. “The Monster In Me” es un tema un tanto distinto, ya que es mucho más técnico si cabe, con unas lineas bastante complejas y con un Gilbert jugando con efectos de guitarra a su antojo, con Billy y Pat marcando una base sólida que da mucho juego para las virguerías del maestro de las seis cuerdas.

Volvemos a medio caballo de hard rock y boogey con “What If We Were New”, mostrando el lado más macarra y vacilón de la banda con una calidad inmensa en todas las lineas, tanto instrumentales como vocales, estas con mucho protagonismo, y es que los coros son constantes y están perfectamente armonizados, otro de los pelotazos que guarda este plástico. “Eastwest” es otro corte que arranca con acústica y voz de Martin, pero poco a poco se deja ver a Sheehan y a Gilbert, así como a un Torpey constante, que sin embargo aparecen para dejar como protagonista en este caso a Eric, aunque de nuevo cuenta con unos coros memorables que en directo deben sonar formidables, y es que es una de las bandas que en directo armonizan mejor sus voces sin ninguna duda.

“The Light Of Day” nos devuelve a un ritmo veloz que podríamos comparar, siempre salvando distancias, a “Original Fire” de Audioslave, un corte marcado por la gran base rítmica y melódica de nuevo. Otro tema para bailar pegados es “Just Let Your Heart Decide”, en la que volvemos a la fórmula casi de cada balada, con Eric y una acústica a los que luego se suman el resto de instrumentos en otra balada maravillosa cargada de magia. “It's Always About That Girl” es otro de los grandes del nuevo disco, y es que es otro tema completamente distinto al resto y a la vez muy Mr. Big, es algo complicado de explicar pero comprensible cuando lo escuchas.

“Cinderella Smile” es otra de las gratísimas sorpresas de este disco, en un medio tempo, jugando de nuevo con un ritmo un tanto funky y vacilón nos encaminamos a otro estribillo marcado por las armonías de las voces de los cuatro componentes de la banda, mucha calidad la que atesoran tanto en sus extremidades como en sus cuerdas vocales. Y sin quererlo ni beberlo, nos topamos ya con el último tema del disco, volvemos a un tempo más lento y más marcado, en el que en varias ocasiones las melodías vocales se armonizan con las melodías de la guitarra de Paul, creando un efecto realmente genial.

Hasta aquí el análisis de este álbum, que sin duda mantiene como mínimo el nivel de álbumes anteriores, me podría mojar asegurando que en este disco encontramos incluso mayor variedad que en los anteriores, aunque la calidad no baja ni un ápice. Lo han vuelto a hacer, han vuelto para marcarse otro disco antológico que bien merece un puesto entre los mejores del año sin ninguna duda. Tras escuchar el álbum al completo, no vemos el momento de que lleguen a la ciudad, y es que su concierto en la capital promete ser de lo mejorcito del año. Chapeau para Mr. Big, ha conseguido cautivarnos con esas melodías, ritmos y armonías perfectas, el virtuosismo puro lleva el nombre de esta fantástica banda angelina. Un disco sobresaliente, apto para todos los oídos y para el deleite del resto de sus sentidos.

 
Autor: Óscar Gil Escobar
 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |

Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal