El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

14/05/2013
Airbourne “Black Dog Barking”

Por fin llega a nuestras manos el nuevo y esperadísimo plástico de los australianos Airbourne, lo que significa más mujeres, más alcohol y más rock & roll. Para muchos será el disco de consolidación de una banda que con únicamente dos álbumes en el mercado hasta el día de hoy, dentro de unos días serán 3, han conseguido una admiración mundial impresionante, con su hard rock al más puro estilo AC/DC pero con ese aire fresco y potente que aporta esta joven banda.

Muchos son los jóvenes que se fijan en esta banda como ejemplo a seguir, ya que son cuatro amigos que tienen como único propósito beber y tocar para pasarlo bien, y así les ha llegado el éxito. “Black Dog Barking” es otro puñetazo en la mesa de Airbourne, que no nos sorprenden con sonidos muy distintos a los esperados, pero si es verdad que es lo que nos gusta, que no nos saquen de ahí porque suena realmente genial.

El disco empieza dando muy buena señal con unos “whoas” en forma de coro sumamente brutal para presentar el tema que abre el disco, la reinventada “Ready To Rock”; antiguo tema de su primer EP que se han encargado de poner más guapo, con una mejor producción y con una importante variación tras el solo, con una melodía de guitarra extraordinaria que se une a un riff/galopada constante, a lo que después se le unen los coros iníciales, y la batería finalmente para volver al estribillo, cargado de energía y fuerza, maravilloso inicio. El disco continua por una buena senda con la ochentera “Animalyze” con un Joel O'Keeffe sin valerse de sus famosos gritos, sino usando tonos más graves y no menos potentes, melodía como digo muy ochentera, que bien podría asemejarse en ciertos momentos a los propios Kiss, estribillo de nuevo muy pegadizo, promete ser un pelotazo en directo como la anterior, y es que no olvidemos que la banda se caracteriza por tener uno de los directos más potentes que actualmente se pueden ver. “No One Fits Me (Better Than You)” entra en un riff de guitarra un tanto macarra, en la que se introduce la voz de Joel, que se adapta perfectamente al ritmo marcado por la guitarra de David, por el bajo de Justin y por la batería del hermanísimo de Joel, Ryan, que vuelve a destacar por un brillante sonido tras los platos.

La siguiente en caer es otro corte más que interesante “Back In The Game”, otro tema muy ochentero, con formidables riffs, así como solos, pero sobre todo por un más que logrado estribillo, al que acompañan unas estrofas muy sólidas marcadas de nuevo por Justin y Ryan a la perfección, muy presentes a pesar del protagonismo de las guitarras de Joel y David, una de las gratas sorpresas del disco sin duda. Turno para un tema puro Airbourne, “Firepower”, con esas galopadas de guitarra que le dan frescura a unos riffs y un estribillo muy AC/DC, puro rock. “Live It Up” es el primer single de la banda, como ya muchos de vosotros habréis podido escuchar, es un canto al disfrute de la vida, y lo hace con un ritmo que nos da mucha vitalidad, mucha energía y mucho ritmo, a partir de ese “Let's go!” que es como un pistoletazo de salida a un tema que es pura adrenalina, coros perfectos durante un estribillo de nuevo brillante, con esos cortos medios tiempos tan comunes en los aussies.



El disco continua con un tema con un ritmo vacilón y más lento como “Women Like That” pero no menos intenso que los anteriores, con gran protagonismo para los coros esenciales en este tema, y para la parte tras él solo, esos medios tiempos, con mucho protagonismo para batería y bajo y la voz grave de Joel, que evolucionan y van subiendo hasta estallar para volver a un potente estribillo.
“Hungry” comienza con un guiño a España quizás, con unas guitarras muy flamencas eléctricas, para estallar en un tema veloz, sencillo con un estribillo facilón y un ritmo pegadizo a más no poder, hará agitar muchas melenas con protagonismo para guitarras en solos y riffs, y un ritmo como digo muy acelerado que convierte a este en uno de los temas más agresivos del disco. Nos vamos acercando al final del disco con unos acordes para empezar preciosistas que dan paso a un ritmo constante como un martillo en “Cradle To The Grave”, no demasiado acelerado para estallar en un estribillo que no engancha tanto como los anteriores, pero ya se encarga el solo que hay en el puente entre estribillo y estrofa de reengancharnos, quizás sea uno de los cortes menos importantes del álbum pero más que nada por el altísimo nivel del resto. “Black Dog Barking” es un tema genial para cerrar el disco, lo tiene todo, melodías y riffs tremendos de guitarra, y una voz de Joel de nuevo tan rasgada y tan pura como nos gusta, estallando en un estribillo facilón de nuevo y de lo más sencillo, que se funde con continuos solos de guitarra y cambios de ritmo de batería constante, lo que convierte a éste quizás en el tema más completo del disco, es un cúmulo de circunstancias que nos hacen recordar de quién es el disco, quien firma este disco, y es que está más que claro quiénes son Airbourne tras escuchar este tema.

Hasta aquí el análisis del disco, es un disco que arranca con la rabia y la energía, la adrenalina de una banda que quiere comerse el mundo y lo hacen con su ambición desde el principio de este “Black Dog Barking”, un disco que muestra un nivel de madurez mayor que trabajos anteriores y que nos vuelve a mostrar de lo que son capaces los australianos, y es que una vez más nos hacen levantar el puño y gritar con sus temas. Fórmula impresionante la que han creado estos cuatro jóvenes y es que es formidable el camino que están marcando para otras muchas bandas a nivel mundial, ya no se miran tanto en AC/DC, Iron Maiden, Metallica... Ahora hay un hueco también para ellos, gracias sobre todo a que hacen lo que de verdad les gusta, esa es la clave del éxito, hacer lo que te gusta y trabajar en ello a tope.

Gracias a discos como este nos damos cuenta de que el rock no morirá, ya que bandas jóvenes como ésta se encargarán de que esto no suceda, muchos son los escépticos que hablan de que después de los clásicos no hay nada, pero no es así, y estos chicos han conseguido poner de acuerdo a mucha gente que ha apostado por ellos, y ahora son un auténtico fenómeno mundial. Esperemos que no tarden en visitarnos ya que son un auténtico martillo en directo. Felicidades por haber creado otro álbum que nos enganche tanto y que no podamos soltar de nuestro reproductor. Apostar por Airbourne es ir sobre seguro, nunca fallan. Rock n' Roll will never die!

 
Autor: Oscar Gil Escobar.
 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |

Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal