El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

29/03/2012
Freedom Call + Döria + Bloody Grass en Sala Ritmo y Compás (Madrid, 24-3-12)

Sábado noche, y qué mejor que acercárnos a la Sala Ritmo y Compás para disfrutar de los alemanes Freedom Call, acompañados por dos bandas nacionales que prometen mucho, como son Döria y Bloody Grass.

Cerca de las 20:15 se abrían las puertas de la sala y veíamos un buen ambiente, con mucha gente desde los primeros minutos esperando el comienzo de las actuaciones. Sobre las 20:30 se subía el telón que cubre el escenario antes de cada concierto y por fin podiamos ver a la primera banda sobre las tablas, se trataba de Bloody Grass.

Bloody Grass para aquellos que no los conozcan son una banda joven que unen el metal en su más pura esencia con toques folk, country, y con una puesta en escena y unos músicos de gran nivel. Nos sorprendieron con un sonido muy compacto y con temas muy cañeros que despertaron el interés de los alli presentes. Su show se componía de temas propios como “Mirar Hacia Atrás” que despertó a la gente con unos riffs de guitarra geniales por parte de Alberto y Antonio, y con la bella Irene a las voces que estuvo sublime.

Sonaron también “Perdida En El Tiempo” con un gran David aporreando la batería e Irene conectando y haciendo moverse al numeroso público que se daba en la pequeña sala, o “Niña Buena”, canción dedicada a todas las chicas metaleras que había en la sala, otra vez acompañada con una gran base rítmica marcada por David a la batería y Txus a la batería. Pero aparte de sus canciones propias, que hay que decir que gustaron mucho, había tiempo para versiones como “Ace Of Spades” de Motorhead y “I Rule The Ruins” de Warlock, que sonó genial y fue coreada al unísono, con la que cerraron su concierto.

Una banda con mucha proyección que va marcando sus primeros pasos y que esperemos que sigan creciendo y teniendo una buena acogida en próximos conciertos porque realmente lo merecen.


Dejaban tras un breve descanso lugar a otra banda nacional con gran proyección y que está cada vez más asentada entre las bandas más importantes de España, estamos hablando de Döria, banda que cuenta con un gran número de fans y que se hicieron notar en la sala. Banda de Barcelona que venían a presentarnos su disco “Despertar” y lo hacían ante una gran masa de gente.

“Ciudad Esperanza” abría su show con su gran masa de seguidores contagiando al resto y creando un gran ambiente desde el principio. “Despierta” despertaba más aún al público a corear puño arriba los temas de los catalanes, para seguir con “Sweeney Todd” con unas guitarras afiladas y demoledoras a cargo de Víctor y Laura.

Tras ello era el turno para la parte más intimista y emotiva de su show con “Carta Al Barquero” y la preciosa “Si te vas”, balada hímnica de las que gustan y quedan en la memoria, con una preciosa voz de Marti. “Pensavientos” nos mostraba el ritmo que toma la banda gracias a la labor de Lluis al bajo y Pep tras los parches que dan mucha consistencia a la banda. Tras ello, Marti nos avisa de que solo quedan dos canciones y que iban a tocar ahora otra canción “Por Si Sirve De Algo”, para acabar con un tema en el que sorprendentemente aparecían 4 chicas con la vestimenta de caperucita roja para dar paso a “Caperucita Feroz” en la que acompañaron a la banda bailando al ritmo de su música.

Nos dejaron muy buen sabor de boca estos Döria que abandonaron las tablas coreados tanto por sus fans como por el creciente público que iba llenando cada vez más la sala ante la inminente salida de los cabezas de cartel de la noche.

Eran las diez y media cuando, empezaba a sonar la épica intro de los alemanes Freedom Call, perteneciente a la canción de su nuevo álbum y canción que habría la noche “66 Warriors” con la gente coreando cada palabra desde la intro hasta el final de la canción. Siguieron con su “Eyes Of The World”, puro power metal con unas guitarras excelentes en todo momento aunque con el volumen de la del frontman de la banda, Chris Bay, un poco bajo.

Llegaba el momento para una de las canciones más comerciales de la banda su single del último disco “Hero On Video”, primera canción que puso a saltar a toda la sala con un rollo “Superheroes” de Edguy. Otro tema que siguió haciendo saltar a la sala fue “Tears Of Babylon” con esa intro majestuosa y ese ritmo de galopada que puso la sala patas arriba. Era el momento ahora de “Rockstars”, otro tema de su “Land Of The Crimson Dawn”, con un estribillo muy aclamado, dejando lugar a como nos anticipaba Chris, uno de los temas más épicos del grupo “Farewell”, con un ritmo vertiginoso marcado a la perfección por Klaus Sperling a la batería. Continuaron con las que suelen ser sus dos primeras canciones en los directos, “We Are One” con otro grandísimo estribillo, y “United Alliance” coreada por toda la sala.

Era el momento de dejar a Klaus a solas en el escenario para hacer de las suyas, contactando en todo momento con el público nos dio una lección de velocidad y genialidad a ritmo de doble bombo, una auténtica apisonadora. Tras este descanso para el resto de la banda, llegaba uno de los temas favoritos del último disco para los fans, “Age Of The Phoenix”, con un toque folk y unos coros simplemente geniales, y momento genial con los cambios de ritmo en “The Quest” con Chris y Lars Rettkowitz sonando perfectos, muy compenetrados. Momento celta con “Far Away”, haciendo gala de lo que ellos han llamado como 'happy metal' y es que es eso, transmiten felicidad, alegría, entusiasmo y gusto por lo que hacen, y eso contagia a todos como quedó demostrado.

Ahora tocaba la última aportación de “Land Of The Crimson Down” y era con uno de los mejores cortes, “Rockin' Radio” en la que la banda deja claro que ellos no tocan rap ni hip hop, sino que ellos tocan Rock and Roll, canción festiva donde las haya que transmite de nuevo como sucede con cada una de las canciones una extrema felicidad. Momento para que Chris y Lars se luzcan con “A Perfect Day”, sobre todo Chris a las voces con esa letra en la que parece que no tiene abuela, haciéndonos saber que es el mejor de todos.

Tras este momento, era el turno de las dos canciones más celebradas sin duda por toda la sala, que hicieron saltar sin parar a los asistentes durante prácticamente 10 o 12 minutos, primero con “Warriors”, ese himno con ese slide tan genial en la intro y de nuevo con esa galopada tras el estribillo, una canción perfecta para calentar un concierto. Y por si eso fuese poco, tras ella llegó “Land Of Light”, apoteósica, no hay adjetivos para decir lo que se vivió en ese momento, una auténtica locura en la que la banda se llevó una grata sorpresa viendo la recepción del público. De verdad, increíble lo vivido a lo largo de todo el concierto, que en este tema encontró su punto y seguido, ya que la banda abandonaba las tablas entre el típico '¡oe, oe, oe!'

Volvieron pasados unos minutos para interpretar el tema homónimo de la banda, “Freedom Call” dejándonos muy presente que lo que había sucedido esa noche había sido gracias a ellos y a nosotros por la parte que nos toca, de nuevo la gente brincando en la pista. Para terminar, eligieron

“Metal Invasion”, otro himno más que fue coreado por la sala sin ni siquiera poder escuchar la voz de Chris. Y tras una emotiva y épica despedida, abandonaron el escenario ante cientos de personas que les aclamaban por lo que acababan de armar en la sala.

Algo difícil de olvidar para aquellos afortunados que pudimos disfrutar de su show, que además de buena música, nos trajeron su buen rollo bromeando en todo momento con algunos de los asistentes, y provocando las risas y sonrisas de todos los demás, incluso de las propias víctimas.
La unión de buena música y buen feeling es fundamental y estos alemanes lo llevan a rajatabla, transmitiendo a la perfección lo que ellos sienten cuando tocan juntos, un estado de felicidad continúo.


Agradecer también a las bandas que acompañaban a Freedom Call en su concierto de Madrid, Döria y Bloody Grass su saber hacer sobre las tablas, entretener, divertir y no aburrir como sucede con multitud de teloneros al público, además de su simpatía y amabilidad tanto durante como tras el concierto. Los mejores deseos para ambas bandas porque musicalmente merecen estar más arriba de donde actualmente están. Es un placer trabajar en un marco tan especial como el que reflejó la Ritmo y Compás esta noche.

 
Autor: Oscar Gil Escobar.
 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

 

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal