El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

04/03/2012
House of Lords + Jorge Salán en Sala Caracol (Madrid 23-02-2012)

Tras varios meses de espera desde que se cancelase el concierto de noviembre, House of Lords ahora sí tocarían en Madrid, además con un telonero de lujo como es Jorge Salán.

Llegábamos a las puertas de la sala y al entrar pudimos ver 15 minutos antes de que comenzase Jorge Salán una especie de pub arruinado, porque éramos literalmente 16 personas, y en estos tiempos con tanto concierto y tanta crisis era previsible algo así pero no a este nivel.

Ante nuestro asombro tomamos sitio en las primeras filas y desde ahí observamos que la gente entraba con cuentagotas en la sala. A las 20:30 se apagaban las luces y ante unas 30 personas como mucho comenzó la actuación de Jorge Salán y he de decir que han sido varias veces las que he visto a Jorge y ésta sin duda es la que más me ha convencido.

Comenzaba con “Depredador” y Mar de Cristal” temas en los que demostraba su talento a la guitarra, dando la razón a aquellos que dicen que es el mejor guitarrista nacional que tenemos.

Llegaba tras ellas “Tocar Tierra” tema tras el cual el público seguía helado, muy frio. Entonces llega el punto de inflexión, tras ese tema se produjo un silencio fatal, a lo que Salán dijo “Tanto silencio acojona” con lo que la gente se centró más en el concierto y tras la presentación de Fernando Mainer al bajo y Carlos Expósito a la batería, la gente se metió de lleno en el concierto.

Siguieron con “Aprendiendo a Perder”, tema de su “Sexto Asalto” como los anteriores y como el siguiente, “Reflejos del Ayer”, pero sobre todo estos dos últimos muy acertados. Entonces Salán cogió su armónica y nos trajo “En la Tormenta” de su disco “Estatuas en la calle”, para volver a meter otro tema de su último LP, “Agotamiento”, haciendo gala de su virtuosismo y su facilidad para posar a la vez que toca subido a los amplificadores de micro, mientras un ventilador facilita las fotos.

Nos encontramos con “Risk”, tema instrumental en el que se deja ver la calidad de todos y cada uno de los músicos, con unos solos tremendos, mezclando técnica, belleza y velocidad. Para acabar, Salán nos daba a elegir entre dos temas, uno de Bryan Adams, abucheado, o bien uno de Gary Moore como “Over the Hills and Far Away”, éste elegido por la totalidad de los allí presentes, gran versión que cerraba su show.

Gran concierto de Jorge y los suyos a pesar de la poca presencia de público, la banda estuvo de 10 levantando un concierto que se les había plantado muy difícil.

Cuarenta minutos dan para mucho, fue el tiempo que tardó en coger color la sala verdaderamente, sin llegar ni mucho menos a llenarse pero ya se respiraba otro ambiente. Tras esos 40 minutos de espera, llegaba el momento de los cabezas de cartel. House Of Lords.

Empezaron con una intro que daba pie a su ya archiconocida “Sahara”, en la que las 200 personas que se daban en la sala dieron un recibimiento a la banda digno de mención, el concierto se presentaba muy bien para James Christian y los suyos.

Era el momento de no soltar el acelerador y seguir con su show todavía sin interrupciones con “I Don’t Wanna Wait All Night”, para dejar sitio a una de las más coreadas a pesar de pertenecer a su último LP, el que titula la gira, “Big Money”, grandísimo tema muy coreable y con una dosis de buen rock clásico.
Tras ello momento para disfrutar del zurdo Jimi Bell con su Gibson SG en “Purgatorio Overture Nº 2” tema que sirve de intro para “Come to my Kingdom” donde podemos ver a un público volcado con la banda, hecho que se refleja en las caras de felicidad de los californianos. Le siguió “S.O.S. In America” para continuar con el gran éxito que les abrió camino en el mundo de la música a finales de los 80, “Love Don't Lie” que sonó genial y que fue celebrada y de qué manera por los asistentes.

“Cartesian Dreams” y “Blood”, ésta última de su “Big Money” hicieron que no bajase el ánimo, al contrario, subió aún más la temperatura de la sala. Después la banda desaparece y dejan solo a Chris McCarvill para mostrarnos un gran solo con su bajo rosa fosforito, y dar paso a otras canciones fantásticas como “I'm Free” o “These Are The Times” con unos estribillos y unos coros geniales por parte de toda la banda, acompañados en todo momento por un gran público.

Turno ahora para BJ Zampa a los parches, con una gran velocidad y precisión, gran solo que no se hizo para nada pesado, dio lugar a “Rock Bottom” con otro estribillo facilón y pegadizo, que a su vez nos trajo dos temas estandartes de la banda “I Just Wanna Be Loved”, con un rollo muy Whitesnake y la tremenda “Pleasure Palace”.

El testigo lo cogía ahora Jimi Bell con un fantástico solo de guitarra, velocidad y virtuosismo del americano que nos trajo “Slip Of The Tongue”, no era una cover de Coverdale y los suyos, sino de su álbum “ House Of Lords”, canción que ponía punto y seguido a su actuación.

Tras escasos minutos, la banda volvía para tocar su último tema, “One Foot In The Dark”, con la que finalizaron un show llego de magia y de buen hacer. Hay que hacer especial referencia a las dos bandas, que a pesar de no conseguir llenar la sala dejaron un buen sabor de boca a los fans y con ganas de mucho más. Los que pudieron asistir estarán de acuerdo conmigo que fue un concierto genial, íntimo y muy profesional por parte de los artistas.

Al acabar el show, toda la banda bajo a hacerse fotos y hablar con todos aquellos que lo desearan, y hay que decir que la banda nos dejó trabajar de una forma genial. Agradecer a su manager que nos abriese las puertas del camerino para poder hacer una intensa entrevista pocos minutos después a James Christian, la cual podréis leer próximamente.

En definitiva, bandas con este comportamiento y con esta calidad y buen hacer en las tablas se merecen tener un mucho mayor reconocimiento del que actualmente tienen. En definitiva, una noche muy especial, mágica en la que disfrutamos de uno de los mejores ejemplos de rock clásico.


Fotos: Oscar Gil Escobar

 
Autor: Oscar Gil Escobar.
 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

 

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal