El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

12/09/2016
Wacken Open Air 2016 (Alemania, 03-06/08/16)

Un año más el deber nos llama, regresamos a Wacken tras una vigesimosexta edición de lo más catastrófica meteorológicamente hablando, pero poco importa cuando se vuelve a acercar la fecha y vuelves a tener la oportunidad de retornar a la sagrada tierra de Wacken. Así ha sido y de nuevo la lluvia ha vuelto a ser protagonista, en este caso no ha sido todo lluvia ni mucho menos, pero el fango ha vuelto a ser ineludible una vez más debido a las lluvias racheadas de algunas jornadas.

En esta ocasión los grandes reclamos del cartel son Iron Maiden y su fin de gira, la despedida de Twisted Sister, el show sin precedentes de Arch Enemy, la diversión garantizada con Steel Panther, clásicos como Foreigner o Whitesnake, clásicos germanos como Blind Guardian, Axel Rudi Pell o Metal Church, o nuevas fuerzas emergentes también alemanas como Beyond The Black o Hämatom.

Miércoles 3 Agosto
La primera jornada siempre está dedicada a las Metal Battle, uno de los grandes reclamos como siempre del festival, pudiendo ver a bandas de todos los lugares del mundo hacer vibrar a gente de cualquier lugar del planeta con su sonido. Por la parte que nos toca, España fue representada por Legacy Of Brutality, que gozaron de un sonido bastante bueno y limpio para ser dentro de la carpa y más con una presentación tan demoledora como la suya. Los sudafricanos se llevaron finalmente el gato al agua gracias a Zombies Ate My Girlfriend, seguidos por los canadienses Profaner y los islandeses Audn, mientras Legacy Of Brutality no terminaba entre los cinco primeros. Una pena pero hay que reconocer que cada año hay más variedad de estilos y cada vez tiene más importancia el show sobre el escenario a la hora de elegir entre tanto nivel.

Mientras tanto, actividades ya prácticamente en todo el festival, desde el torneo de fútbol, música tirolesa, folk y celta con bandas como Tuxedoo o Bembers desde primera hora de la tarde, y ya a media tarde tendríamos una primera rueda de prensa de Phil Campbell (Motörhead) respondiendo a varias preguntas sobre Lemmy de forma muy emotiva, contrastando con las respuestas joviales a la hora de hablar de su nuevo proyecto que arrancaba esa noche en Wacken.

Hämatom (9/10)
Se han hecho grandes. El concierto que dieron esta noche fue un paso de gigante en su carrera. Ante una carpa llena, los alemanes jugando en casa desplegaron un espectáculo de lo mejorcito del festival, y si a eso le sumas un sonido potente y pegadizo, poco importa que canten en alemán. La puesta en escena es excelente, el sonido no fue ni mucho menos inferior, y la actitud y el público de cátedra. Inicio arrollador con “Wir Sind Gott”, pero escuchar maravillas como “Kids” en directo no tiene precio. Con razón son una de las confirmaciones para el año que viene, tiene olor a uno de los tres escenarios grandes para la próxima edición.


Phil Campbell And The Bastard Sons (6/10)
Por mucho que nos empeñemos y por mucho que no suenen mal, no tiene pinta de ser un proyecto demasiado ambicioso y no te lo puedes tomar como tal. Phil ha decidido disfrutar tocando canciones no tan habituales de Motörhead, alguna de ZZTop o Bowie, siempre es bueno ver como artistas como él tratan de rehacerse de los golpes que da la vida, y por ello agradecemos que siga rasgando sus 6 cuerdas frente a nosotros, pero no se puede considerar para el gusto de un servidor un nuevo proyecto, simplemente se trata de hacer ‘jams’ y versiones por diversión y sin ninguna pretensión, así como alguna nueva pieza como “Big Mouth”, su primera composición junto a su banda. Lo dicho, era el emplazamiento perfecto para lanzar una gira que les llevará por buena parte de Reino Unido y Europa y siempre es un lujazo tener frente a ti a un artista como él, pero no pagaría una entrada para ver su show como headliner.

Tras todo ello, turno para más fiesta de la mano de Mambo Kurt como ya es habitual y el karaoke, mientras poco a poco los metalheads se volvían a su lugar en el camping a resguardarse de la lluvia persistente durante toda la jornada.


Jueves 4 Agosto
Hoy se abren los escenarios principales, turno para el sol y algún chaparrón aislado y para los más clásicos. El fango hacía ya acto de presencia en los lugares más concurridos mientras las primeras horas del día se dedicaban todavía a la Metal Battle. Tras la comida, turno para la rueda de prensa de Saxon, hablando de sus numerosos pasos por Wacken, así como de sus próximas fechas y emplazándonos horas más tarde a su concierto en el Black Stage, el cual abriría antes la banda local Skyline como es habitual, sorprendiéndonos siempre con grandes versiones para dar comienzo a las actuaciones del True y Black Stage.

Saxon (7/10)
Hemos visto una infinidad de veces a Byford y los suyos y quizás esta haya sido la más descafeinada de todas en Wacken. Puede deberse a la hora, o simplemente al tiempo, aun así es imposible resistirse a maravillas como “Power And The Glory” con esa velocidad y melodías junto a la ronca voz de Biff. Dedicatoria especial para Lemmy en “Heavy Metal Thunder”, para dar paso a la melódica y pegadiza “747 (Strangers In The Night)”. Final antológico como siempre con “Crusader”, “Denim And Leather” o “Princess Of The Night”. Siempre grandes Saxon a pesar de esta vez venir con lo justo como se dice.


Foreigner (9’5/10)
Hellfest fue suyo, Wacken tres cuartos de lo mismo, volvieron a ganarse al respetable con un Kelly Hansen bordándolo y con un sonido nítido no, lo siguiente, y es que estamos en Wacken. En cualquier sala o festival es prácticamente imprescindible el uso de tapones, pues bien, el festival alemán no es así y es perfecto para bandas tan clásicas como esta. Con un Mick Jones cada vez de nuevo más presente en el escenario no pararon de sonar clásicos desde “Double Vision” o “Head Games”, con el único pero de tener los teclados muy altos como sucedía en dos exitazos de los neoyorquinos como “Cold As Ice” o “Feels Like The First Time”. Tom al saxo para “Urgent”, la majestuosa “Jukebox Hero” o la más romántica del festival “I Want To Know What Love Is” daban paso a un final impresionante con “Hot Blooded”, poniendo el broche de oro a otra actuación brillante de los americanos, conquistando dos de los festivales más grandes de Europa, y en esta ocasión además con más tiempo de actuación para ellos.


Whitesnake (7/10)
Habla probablemente uno de los máximos admiradores de Coverdale, habiéndole defendido a las duras y a las maduras en los últimos años, pero ahora sí que es evidente que no llega ahí arriba. Es una verdadera lástima porque probablemente sea ‘la voz’ de este estilo, pero solo es él realmente en los tonos bajos más blueseros, donde sigue siendo el rey. Eso sí, a la hora de verse exigido, tira muchas veces de galones para reservar y que no nos demos cuenta, pero es más que evidente que los años pasan. “Bad Boys” es tremenda y perfecta para arrancar, mientras que “Slide It In” y “Love Ain’t No Stranger” ponen el sosiego. Eso sí, ¡menudos dos temazos recuperados para la ocasión! Hablo de “Judgement Day” y “Slow An’ Easy”, y es que los mejores años de Whitesnake no se pueden pasar por alto, y mira que hay cosas más que interesantes que quizás ya no vuelvan a sonar en directo como “Now You’re Gone” y que habría puesto Wacken patas arriba, una pena. El set continúa con la preciosa “In This Love” donde vuelve a salir el mejor Coverdale, para continuar con “Give Me All Your Love” donde vuelve a cansarse. “Here I Go Again” no pierde un ápice de fuerza mientras “Still Of The Night” pone fin a una agonía, y es que se pasa mal viendo a la camisa más famosa del rock siendo una sombra de sí mismo. También hay que decir que la banda que lleva actualmente ayuda y mucho para que Whitesnake siga ofreciendo conciertos de calidad a pesar de todo, y es que todo vale por seguir viendo sobre las tablas una figura tan emblemática como la suya. La serpiente blanca ataca pero sin demasiado veneno.


Iron Maiden (7’5/10)
Maiden son Maiden y serán Maiden siempre, pero tras su brillante actuación en Viena hace unos meses y su descafeinado paso por nuestro país, nos volvemos a topar con una versión reservona de la doncella. Último concierto de su gira, el festival más grande del mundo… era el lugar y el momento perfecto para volver a dar un puñetazo en la mesa y demostrar por qué suele ser siempre el mayor reclamo allá donde van. Pues bien, más de lo mismo, mismo show, mismos gestos y movimientos, es decir, una repetición de sus shows anteriores, con un sonido que se vio afectado además por la lluvia y que fue superado incluso por su show en Viena, raro siendo Wacken. A pesar de todo, mejor sonido siempre que en la península, donde con un set de menos a más volvieron a llevarse al público de cabeza, pero donde la acústica no acompañaba demasiado.

El comandante Dickinson nos introducía “If Eternity Should Fail” con una poderosa reverberación, enlazando con otra nueva “Speed of Light” y la rescatada “Children of the Damned”. “Tears of a Clown” y “The Red and the Black” vuelven a ser efectivas, sobre todo esta última que da paso a la bandera británica y “The Trooper”. El toque egipcio lo pone “Powerslave” para hacernos movernos como monos “Death or Glory”, siendo una de las prescindibles de su set. Teatral como nos tiene habituado la homónima del nuevo LP de Maiden “The Book of Souls”, así como la brillante “Hallowed Be Thy Name”.

Momento de cantar a una sola voz “Fear of the Dark” y de saltar al ritmo de la parte media de la canción, para despedirnos momentáneamente con “Iron Maiden” con los mismos efectos sobre el escenario que durante toda la gira. Los bises llegan con “The Number of the Beast”, otro de los momentazos que guardará este Wacken 2016, las melodías preciosas de “Blood Brothers” y la final “Wasted Years”, que daba paso a un ‘cumpleaños feliz’ para Bruce, y es que el pluriempleado de la banda nacía un 7 de Agosto de 1958, pero ahí acabó la fiesta. Esperábamos algo más, algo nuevo, algo especial preparado para la ocasión y no simplemente un cumpleaños feliz. A pesar de ello y de volver a repetir el mismo show que durante toda la gira sin ninguna variación, incluso en los comentarios entre temas, la doncella hizo las delicias de miles de fans que aguantaron todas las tempestades para disfrutar de su banda favorita.
Tras todo ello, toca descansar que los dos últimos días son jornadas completas de conciertos.

Viernes 5 Agosto
Viernes y ya arrancamos la jornada de nuevo cayendo la mundial en menos de una hora para terminar por reblandecer el fango. El día arrancaba con pocos valientes aguantando para ver a unos Orden Ogan a eso de las 11 de la mañana en el Party Stage que se mostraban intratables y que veíamos desde la entrada al festival, cubriéndonos como podíamos de las inclemencias del tiempo que finalizaron curiosamente al terminar su show. Mientras nos cambiábamos tras acabar calados, The Haunted sonaban apabullantes ya en el True Metal Stage, con bastantes más seguidores ya en las inmediaciones de los escenarios.

Beyond The Black (9/10)
Sensacional Jennifer Haben de nuevo, y es que a pesar de la separación del resto de la banda que le acompañaba anteriormente (habiendo abierto un proceso de selección de músicos para su próximo y primer tour europeo junto a Epica y Powerwolf) y de contar con músicos de directo, brillo en todos los aspectos, y es que además de esa dulzura que transmite en cada momento, su voz se mantiene impecable a lo largo de toda su actuación. El inicio no pudo ser mejor enlazando “Lost In Forever”, primer single de su nuevo disco, una de las mejores de este último plástico como “Beyond The Mirror” y la pegadiza y excelente “Songs Of Love And Death”. Momento especial fue “Love Me Forever”, canción cantada en su momento por Lemmy y Doro, y que Jennifer ha devuelto a la fama con una versión espectacular, para cerrar con “Running To The Edge”, acompañada por palmas desde el inicio. Estamos ante otro de los grandes fenómenos germanos de los últimos tiempos, junto a Hämatom demuestran que Alemania y sus nuevos proyectos musicales están en la cresta de la ola.


Equilibrium (9,5/10)
No pudimos disfrutar de Loudness, ya que tuvimos una más que interesante entrevista con Axel Rudi Pell durante su actuación, pero llegamos para la fiesta hecha música de la mano de Equilibrium. Alegría, melodías pegadizas y mucha cerveza para recibir a otra gran potencia germana en un más concurrido de lo habitual Party Stage, y más a estas horas. Frenético empiece a ritmo de “Was Lange Währt”, y comenzaba el crowd-surfing mientras la fiesta y el éxtasis se desataba en las primeras filas para una de las favoritas durante su show como fue “Waldschrein” y ese inicio folclórico y veloz que tanto caracteriza el sonido fresco y alegre de los alemanes. No faltaron clásicos como “Himmelsrand”, bella por donde la mires, o el superhit “Blut Im Auge” que desató la fiesta absoluta en una pista saltando y disfrutando de la música mientras chapoteaban sobre ese fango que parecía no pasar factura. Agresividad final a ritmo de otra pieza de su añorado “Sagas” con “Unbesiegt” perfecta para terminar por lo alto con toda una celebración con todas las letras, ¡qué ganas de tenerlos por aquí!


Axel Rudi Pell (8/10)
Clase, elegancia y poder. Eso es este pedazo de combo encabezado por una de las grandes voces de este género como Gioeli y uno de los guitarristas más relevantes del mismo como Axel Rudi Pell. A pesar de haber conseguido definir un estilo definido en su sonido, esta no ha sido ni mucho menos la actuación más vibrante de la banda. Un siempre hiperactivo Gioeli se sirve solo para comerse el escenario correteando de lado a lado del escenario con su habitual expresividad mientras “Fire” arrancaba su actuación, sin duda de las mejores piezas de su último trabajo, continuando con un clásico pegadizo como “Fool Fool”, “Nasty Reputation” se unía a “Strong As A Rock” para hacer un combo demoledor. “Game Of Sins” quizás frena esa progresión, además del solo de Rondinelli tras los platos, que aunque brillante a la par de breve no nos basta, y es que queremos ver de vuelta a la banda y más si llega la mejor de su actuación “Mystica” o la archiconocida “Rock The Nacion” para cerrar. Para mi gusto no se puede dejar fuera jamás “Masquerade Ball”, algo que en esta ocasión junto al sonido (que no favoreció demasiado) hizo por no llevar al sobresaliente su actuación. Mención aparte la voz de Gioeli, siempre a su nivel, extraterrestre absolutamente.

En este momento enlazábamos varias ruedas de prensa para descansar y reponer fuerzas de una mañana sofocante con la humedad y el calor como protagonistas tras la tempestad. Arch Enemy daban una rueda de prensa multitudinaria que fue emitida en directo por la banda, y es que estaban de enhorabuena, ya que presentaban el show para la posteridad que grabarían un día más tarde en Wacken con el mayor montaje y producción de su historia. Tras ello, llegaba la presentación de Beyond The Black con su gira europea y con un acústico de Jennifer Haben que nos ponía los pelos de punta interpretando “Love’s A Burden”. Para terminar por hoy, llegaba Kai Hansen con su nuevo proyecto, el cual presentaba ante de nuevo una inmensa masa en una rueda de prensa en la que desveló algunas sorpresas de su nuevo disco y de su actuación en el festival.


Bullet For My Valentine (7’5/10)
Estamos ante una banda que de nuevo muestra los dientes en directo, pero de nuevo su set sufre varios altibajos. Los de Matt Tuck salieron a morder en un True Stage en el que las féminas eran protagonistas en las primeras filas. Fue un concierto claramente de menos a más, en el que el principio llegó marcado por cortes más nuevos como “Army Of Noise”, pero de mitad de show hacia adelante, las ovaciones fueron más que importantes para recibir “Tears Don’t Fall”, “Scream Aim Fire” o “You Want a Battle? (Here's a War)” prácticamente seguidas, dando así paso a los bises, también dos clasicazos como “Your Betrayal” y “Waking The Demon”. Sí que es cierto que con su último trabajo han recuperado un poco esa agresividad que nos devuelve a su época dorada, pero la diferencia al recibir estos temas de siempre respecto a las nuevas es más que evidente. A pesar de ello, gran presentación de la banda galesa.


Tarja (7/10)
Con una intro basada en su paso por la iglesia de Wacken en una actuación especial y ‘a capella’ de lo más vibrante unos días antes, aparecía para muchos la voz femenina por excelencia. Tarja aparecía con un atuendo blanco como las luces que la acompañaban, haciendo de su presentación algo angelical y celestial a la altura de su voz, impecable durante toda la parte del show que vimos de la artista finesa. El problema llegó al ver que estábamos ante un show más que similar aunque un poco más tarde del que ofreció hace unos meses en Hellfest. “No Bitter End” y “Never Enough” volvían a marcar el comienzo del show con un sonido en esta ocasión mucho más limpio, sin embargo seguimos opinando lo mismo, y es que a pesar de su voz, no termina de enganchar el estilo que ha definido para su proyecto personal. Por ello, decidimos pasarnos poco más tarde por la presentación del nuevo trabajo y show de Hansen junto a algunos otros músicos de renombre.

Hansen (8’5/10)
Lo que toca Kai se convierte en oro, es más que reconocible su trabajo en este nuevo proyecto, y es que sin ser Gamma Ray ni Helloween, tiene ese sello de identidad que hace a este artista único. Aunque tuvimos que dividir las dos actuaciones, no hay duda de que fue un show de quilates y que tuvo momentos especiales como “Ride The Sky” o “Victim Of Fate” de su época Helloween, así como “Future World” o “I Want Out” en las que aparecía Kiske como invitado en escena. Hay que destacar un temazo nuevo como “Enemies Of Fun” con Alex Dietz haciendo galopar el bajo, cabalgada a la que pronto se sumaba el resto de la banda mientras Kai se exprime como en sus mejores años de Gamma Ray, de lo mejorcito de su show. Para algunos temas contó con la colaboración de Clementine Delauney como voz femenina para “Fire & Ice” o la reposada “All Or Nothing”, así como la definitiva “Save Us”, versión también de Helloween, con la que concluían un set que nos dejaba con ganas de testar sus nuevas composiciones también en disco.

Blind Guardian (9’5/10)
Blind Guardian es una de las bandas alemanas por excelencia, y es que allá por donde pisan alcanzan éxito, pero en ningún lado como en Alemania, y es que mira que hemos visto veces a Hansi y los suyos en directo, pero nunca les veremos tan entregados y sonando tan rematadamente bien como en Wacken, la que podría ser su verdadera catedral sin ninguna duda. Contaron como digo con un sonido perfecto, una hora perfecta (22 de la noche aprox.) y con un papel de cabeza de cartel con el que se crecieron y de qué manera. “The Ninth Wave” arranca como ya es habitual con unas grandes armonías que hacen de esta pieza una de las mejores de su último plástico, dejando paso para los cambios de “The Script for My Requiem” o la épica “Nightfall” con un estribillo coreado con fuerza por una legión de seguidores que se imponen sin piedad sobre la voz y coros de la banda.

“Fly” nos da un pequeño respiro, y es que algunos fans de la banda ese disco no lo tenemos en muy alta estima, “Tanelorn (Into the Void)” sube un tanto la intensidad pero la encuadramos también junto a la anterior en el único bache de este concierto que podría haber sido completamente perfecto sustituyéndolas por algunas otras. Pronto se subsanó con toda una joya como “The Last Candle”, menudo sorpresón al empezar a escuchar las primeras notas, como sucedió al ser presentada “Lord of the Rings” cantada a una voz por Wacken al completo. La épica volvía a marcar la tendencia ganadora con “Time Stands Still (at the Iron Hill)”, tan apabullante como siempre, con un estribillo realmente memorable.


“Time What Is Time” es otra grata sorpresa pero nada comparado con la obra maestra de “Imaginations from the Other Side”, otra que no podía faltar esta noche y es que estamos ante una de esas piezas que han hecho grande a esta banda. “Twilight of the Gods” es el single de este nuevo disco y por ello también tenía que sonar esta noche, sonando de maravilla y precediendo al gran momento de la noche, cómo no llegaba con “The Bard's Song - In the Forest” y de nuevo el público de Wacken tomando todo el protagonismo junto a la preciosa melodía de esta canción a una sola voz, es imposible no emocionarse. “Mirror Mirror” nos devuelve la electricidad y la velocidad hecha melodía, para cerrar de forma inmejorable con “Valhalla”, con Wacken repitiendo una y otra vez ese estribillo único con palmas. Así se ofrece un concierto increíble en Wacken, juegan en casa y se nota, Blind Guardian son una banda que jamás podrás ver en directo en su mejor versión si no es en la tierra sagrada. Rozando la perfección una vez más aquí, y además tuvimos el placer de entrevistarles antes de su show, pronto en Santuario.

Unisonic (6/10)
El cansancio era más que notable, pero nos concienciábamos para aguantar un show más aunque teníamos ganas de volver a ver a Testament, pero nuestro cuerpo decía basta tras Unisonic, que si con su primer álbum nos ganaron tremendamente, con su segundo plástico bajaron un poco esas impresiones tan magníficas que nos dejó su álbum homónimo. El concierto estuvo más en la línea de este segundo álbum, un concierto sin chicha por así decirlo. Si antes veíamos a Kai disfrutando de lo lindo, en esta ocasión una banda mucho más fría sobre las tablas como el tiempo solo nos despertaba del letargo con “Exceptional” o la final “Unisonic”. Fue un concierto realmente descafeinado, toda una pena por todas las expectativas que despertaron con su primer álbum. Kiske y Hansen estaban además de pasada, quizás con Kiske un poco más entregado, pero como siempre diré, si algunos adoran a Kiske en esos agudos vibrantes, otros le preferimos en tonos graves donde también se mueve como pez en el agua. Una verdadera lástima.

Así cerrábamos otra jornada más entre el fango y tratando de guardar fuerzas para una última jornada que nos volvería a exprimir al límite.


Sábado 6 Agosto
Último día de festival que abrirían Dragonforce y Symphony X, mientras algunos decidíamos alimentarnos bien para lo que restaba de día y visitábamos sin duda uno de los Meet & Greets más concurridos sin lugar a dudas, hablamos de Steel Panther. Y tras todo ello, estábamos preparados para una última jornada cargada de emociones.

DevilDriver (8/10)
La banda de Dez Fafara nos tenía guardado otro buen plato de circle pits en el barro para comenzar la jornada. Con nuevo disco bajo el brazo, darían un concierto importante con esa solidez que caracteriza a la banda de California, con una de las bases rítmicas más efectivas de la actualidad. Sin grandes alardes y con un escenario austero la banda hacía rodar al público desde el inicio con “End Of The Line”, hubo tiempo para nuevas muestras como “Daybreak” o “My Night Sky”, muy bien recibidas ambas y con ese nuevo himno “Sail” intercalado, bajando el pistón pero no la intensidad. El final majestuoso con ese “Clouds Over California” que convierte aquello en una auténtica batalla, o la definitiva “Meet The Wretched” con la que se despedían de un público entregado. Tengo curiosidad por ver a esta banda con una producción mayor, puede ser muy grande. Además tuvimos el placer de entrevistar a la banda pocas horas después, todo un lujo.

Tras ello, salimos corriendo a la zona de prensa, donde tenía lugar una numerosísima rueda de prensa por parte de los promotores (los dos jefazos), jefe de bomberos, policía, etc. quienes pusieron cifras a otra magnifica edición de Wacken Open Air, en el que no hubo que reseñar ningún problema mayor. Además en dicha rueda de prensa, se anunciaban a bombo y platillo y en exclusiva las primeras bandas de Wacken 2017. Una vez acabada esta rueda de prensa, era el turno de Todd Singerman y su inauguración de sello discográfico apoyando a bandas de la forma de pensar de Motörhead, las cuales tienen esa forma de vida similar a la mítica banda.


Therion (5’5/10)
Una de las actuaciones más flojas del festival en los escenarios principales fue la de Therion, sin fuerza, sin potencia y desganada sonaba la banda desde el inicio. A pesar de contar con la colaboración de artistas como Snowy Shaw, el concierto no terminó de remontar en ningún momento. La banda de metal sueco enlazó un buen inicio con “Cults Of The Shadow” y “Typhon” con Snowy al frente, pero como digo fue un show bastante lineal. La parte final llegaba con “Son of the Staves of Time” y su exitazo “To Mega Therion” con el que no dejaban mal sabor de boca, pero sin duda una de las actuaciones más prescindibles del festival entre las grandes actuaciones.

Steel Panther (9/10)
Fiesta, humor para todos los públicos mayores de 18 años y chicas. Steel Panther era uno de los grandes reclamos del festival con ese estilo glam tan particular con el que salen ataviados entre laca, espejos y estampados de leopardo. Aunque no fue el show más espectacular y vibrante de sus carreras, fue de los mejores shows del festival sin lugar a dudas, arrancando con fuerza con “Eyes of a Panther” y esa agresividad inicial dando paso a la pegadiza “Tomorrow Night” y a la bonita por decirlo así “Fat Girl”.

Primeras atrevidas entre el público enseñando sus intimidades, mientras no paraban de llover flotadores de lo más divertidos, muñecas hinchables y crowdsurfing constante. El toque asiático de “Asian Hooker”, la divertida “Ten Strikes You're Out” o la balada de nuevo ‘preciosa’ de “Girl From Oklahoma” marcan el ecuador de su actuación e interpretada en acústico junto algunas chicas que acompañaban a la banda.

Más chicas llegaban para el doblete de “17 Girls in a Row” y “Gloryhole”, dos de las más celebradas de la actuación. El final como es habitual con otra lenta como “Community Property” coreada a una voz por los presentes, la ‘bonjovera’ “Party All Day (Fuck All Night)” y la definitiva, vertiginosa e imprescindible “Death to All but Metal” para cerrar una actuación brillante como los colores que lucían sus atuendos. Una lástima que no hubiese esa conexión total que hubo hace unos años en este mismo festival o en sus actuaciones en el Download. A pesar de ello, sobresalientes.
Ahora era el momento de reponernos de tanto concierto consecutivo con una buena cena para aguantar el último tirón, mientras disfrutábamos de unos Clutch que nos hacían bailar almuerzo en mano a ritmo de temas como ese “Electric Worry” que levanta a un muerto para ponerlo a chapotear en el fango.


Twisted Sister (10/10)
Volvíamos con plenas facultades para disfrutar del plato fuerte de la noche, Twisted Sister. Contra pronóstico para muchos por las grandes bandas que se agolpaban en este cartel, Twisted Sister se impusieron como la mejor banda del festival junto a otra de la que aún no hemos hablado. Y es que Dee Snider es un maestro de ceremonias único e irrepetible, pero esta noche estaba realmente sembrado, se quedó con todo el público como él solo sabe hacer. Mientras que recordaba que ellos se despedían esta noche de verdad y no como la despedida de Scorpions, o la de Judas Priest… y no paraba de bromear, caían las primeras balas de la noche como la sorpresiva y más que agradecida por un servidor “Stay Hungry”, la divertida “The Kids Are Back” o la infernal “Burn In Hell” en la que las llamas y los focos rojos inundaban el True Stage de Wacken.

Inicio demoledor con un sonido extremadamente cuidado que proseguía con “Destroyer” o “Like a Knife in the Back”, temas no tan habituales en su set, pero esta noche poco importaba porque estábamos ante los mejores Twisted Sister posibles. “You Can't Stop Rock 'n' Roll” o “The Fire Still Burns” son dos clásicos que no permitían el respiro, mientras “I Am (I'm Me)” dejaba claro quiénes estaban sobre el escenario y por qué estaba siendo la mejor actuación hasta el momento. Se hace raro eso sí no escuchar a la gente cantar “huevos con aceite” en “We're Not Gonna Take It”, pero Dee sabe a la perfección hacer jugar a un público entregado como pocas veces se podrá ver ante un frontman.

La preciosa “The Price” era dedicada a Lemmy y A.J. Pero con las luces de los mecheros y teléfonos móviles en lo alto, con Dee pidiendo que se fuera toda la luz para dejar paso a esa preciosa estampa que lucía ante nosotros. “I Believe in Rock 'n' Roll” y sobre todo “Under the Blade” nos devuelven a la locura que no tendría final con el final momentáneo marcado por un himno entre himnos como “I Wanna Rock”. Los bises llegarían con la pegadiza “Shoot 'Em Down”, una rareza recuperada como “Tear It Loose” y la meta la marcaba la ya más que común para esta labor “S.M.F.”, simplemente extraordinaria como esta banda que se despedía de Alemania definitivamente. Soberbio conciertazo de una banda que se despedía con todos los honores y a la que solo podemos echar una cosa en cara, que su show no se fue más allá de la hora y media pasada, cuando tenían dos horas para ellos, fue realmente el único pero de su actuación. Nunca habrá alguien igual al frente de una banda como Dee Snider, ni dos guitarristas como Ojeda y French, ni un animal a las cuatro cuerdas como Mendoza, ni el fallecido A.J. Pero tras los platos, aunque hay que reconocer que la labor de Portnoy es más que loable, y es que se mantuvo en todo momento sin excesivos alardes tras la batería, sin quitar ni un ápice de protagonismo al resto de la banda para honrar como se merece a Pero. Así se hace historia en Wacken y se despide una legendaria banda por todo lo alto. ¡Puerta grande para ellos!

Arch Enemy (10/10)
Y cuando parecía que lo habíamos visto todo, un pedazo de montaje nos esperaba en el Black Stage preparado para recibir la mayor producción de la historia de Arch Enemy, una noche que sería grabada para un futuro DVD y en la que se terminó por coronar una Alissa que a su entrada en la banda suscitó muchas dudas, pero a día de hoy podemos decir que incluso Angela está a la perfección como manager del grupo dejando lugar a este torbellino peliazul que arrasó la tierra sagrada de Wacken.

“Yesterday Is Dead and Gone” da paso a la banda y a esas melodías brillantes en un ritmo vertiginoso y con los guturales tan peculiares de Alissa acompañando de forma brillante, como sucedía con el primer single de la vocalista al frente de la banda “War Eternal”. Espectacular el sonido y la puesta en escena para recibir “Ravenous”, con la que caían varios telones del escenario y dejaban ver otra nueva cara para su escenario. “Stolen Life” llega en el momento adecuado para dar paso a otro clásico como “My Apocalypse”, con los cañones de nitrógeno funcionando a pleno rendimiento.

“You Will Know My Name” es otra de esas nuevas que tampoco podían faltar, mientras la belleza de las melodías de “Bloodstained Cross” contrasta con los guturales inmisericordes de la señorita White-Gluz. Una de las más acertadas de su actuación fue sin duda “Under Black Flags We March” con un Daniel tras los platos mostrando un nivel estratosférico sin mostrar ni el más mínimo esfuerzo como es habitual en él. “As the Pages Burn” es adrenalina y velocidad pura, que solo da respiro en un estribillo de lo más acertado, pero si hablamos de estribillo acertado “Dead Eyes See No Future” se lleva la palma, contando además con esa melodía de guitarras doblada con Jeff Loomis y Michael Ammott como protagonistas para volver a dejar paso al volcán azul que aparecía por su espalda una vez más.

“Avalanche” no nos da tregua, mientras “No Gods, No Masters” es otra de las grandes en directo, con todo Wacken saltando al ritmo de ese ritmo y melodías pegadizas que encuentran su punto álgido en otro estribillo único. “We Will Rise” era la penúltima en llegar esta noche, dejando paso a la perfección en los punteos y solos de “Nemesis”, con ese estribillo de “uno para todos, todos para uno” creando una atmósfera única para despedirse definitivamente con la instrumental “Fields Of Desolation” que suponía el cierre del show más redondo de todo el festival. Parecía mentira con la marcha de Angela, pero estamos ante el mejor momento de la banda de origen sueco y quedó más que patente en Wacken, que ponía prácticamente su punto y final a su vigesimoséptima edición con una recta final de conciertos perfecta ante algunas decepciones de días previos.

Dio Disciples (6/10)
El cansancio era más que evidente y no era mucho el público que aguantaba hasta última hora para disfrutar de este homenaje a Dio. No contaron con demasiado tiempo pero hubo tiempo para disfrutar de “Holy Diver”, “Last In Line” o una final “We Rock” con un holograma de Dio que ha dado la vuelta al mundo y que ha suscitado muchos halagos y también numerosas críticas. Para mi gusto y aunque esté apoyado por Wendy Dio, la música de Dio es mejor mantenerla intacta y guardar nuestro mejor recuerdo suyo, por lo que este tipo de tributos (aunque sean exmiembros de su banda) no me terminan de parecer necesarios. Si alguna banda tiene el detalle de dedicarle una canción y hacer una versión de la misma perfecta, pero interpretar un set completo de canciones suyas no me parece del todo adecuado.

Hasta aquí un festival que musicalmente ha tenido muchos altibajos. Decepciones como Whitesnake, triunfos como Arch Enemy, emergimiento alemanizado con Hämatom y Beyond The Black, y conservadurismos como el de Iron Maiden. Son algunas de las impresiones generales que podemos sacar de otra edición más de Wacken Open Air, tocaba recoger tiendas ya.


Y con ello cogíamos el petate y de vuelta a la realidad un año más de las verdes y marrones (por el fango) tierras germanas. Ya son muchos años los que no nos termina de convencer el anuncio del año que viene y decimos, este año descansamos de Wacken, y al final siempre acabamos volviendo. Wacken tiene algo especial, por algo es el mejor festival de nuestro estilo del planeta, y lo seguirá siendo por su inigualable trato en todos sus campos (seguridad, comunicación, prensa, emergencias, servicios…). Estamos ante un festival que si bien es cierto que por cartel en ocasiones es superado, por ambiente, atmósfera y por ser Wacken, siempre estará por encima del resto. Hasta el año que viene, si es que volvemos a pensar como en años anteriores, ¡rain or shine! (preferiblemente shine).

 
Autor: Óscar Gil Escobar.
 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

 

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal