El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  MySpaceFacebookYoutubeFeed RssContacto

 

 

29/06/2017
Download Festival Madrid en La Caja Mágica (Madrid, 22-24/06/17)

Aun recuperándonos del cansancio y la brutalidad que siempre nos regala el Hellfest Open Air francés, volvíamos a enfundarnos la mochila (esta vez más pequeña porque lo teníamos cerca de casa) y las ganas de festival para acercarnos a la primera edición del festival Download en la capital española (hasta ahora se había celebrado en otros países europeos como Inglaterra y Francia).

Un sol y unas altísimas temperaturas más propias del mes de Julio madrileño nos acompañarían los tres días de festival (algo para lo que ya tienes que ir prevenido en estas épocas del año realmente), aunque sin duda el primer día fue el peor para todos; la apertura de puertas se retrasó aproximadamente una hora debido a motivos que desconocemos porque nadie supo explicárnoslo… pero suponemos que por motivos de seguridad, ya que la Policía Nacional y la Policía Local cercaban el recinto en todo momento. Después de esperar esa hora, nos dejarían pasar por fin al festival, no sin antes retirarnos todas las botellas de agua que llevábamos con nosotros (error que no cometerían los dos días restantes de conciertos).

El recinto de La Caja Mágica es bastante amplio, los escenarios principales estaban lo suficientemente separados de los dos “pequeños” como para que no se mezclara el sonido entre conciertos; además, un acierto que cabe destacar por parte de la organización es que estaba todo cubierto de césped artificial, lo que resulta más cómodo, limpio y obviamente más fresco que el asfalto. En mi opinión, una de las mejores ideas en lo que a organización se refiere.

Día 1
El primer show que veríamos sería el de A Day To Remember, cuando el sol aún pegaba con fuerza pero menos que hacía unas horas… algo que no importó demasiado a los fans de los americanos, que se fundieron en pogos y mosh pits en cuanto sonaron los primeros acordes de “All I Want”, uno de sus sencillos más aclamados en directo. La realidad es que, te guste o no el Metalcore tan especial que hace este grupo, derrochan una energía y un buen rollo más que contagioso en directo, lo que les convierte en unos imprescindibles del festival. Su setlist se completó con temas como “Right Back At It Again”, “Paranoia”, “Have Faith In Me” y terminaron con “The Downfall Of Us All”.

El siguiente concierto al que asistimos fue también en el escenario principal, Five Finger Death Punch, grupo que causaba cierta incertidumbre con la marcha momentánea de su cantante, Ivan Moody, por decisión propia debido a sus problemas de abuso de sustancias. Su suplente durante el tiempo que dure su recuperación (o al menos durante las fechas de gira programadas que tiene ahora mismo el grupo) es Tommy Vext (Bad Wolves), muy bien escogido ya que cuenta con una voz privilegiada muy acorde con el sonido de FFDP, parecida en ocasiones a la de Ivan pero muy diferente en otras, que aporta su toque personal a cada tema y lo hace especial. Su setlist contó, entre otras, con “Lift Me Up”, “Wash It All Away”, “Bad Company”, “Jekyll And Hyde”, “Wrong Side Of Heaven”, “Under And Over It” y “The Bleeding”.

Los siguientes serían de origen francés, Gojira, cuyo sonido aplastante te atrapa desde el principio. Los de Bayona y su death metal siempre triunfan allá donde van, sobre todo con los amantes de los sonidos más extremos pero también con los que no lo son, porque sus temas tienen bastante melodía y son más agradables de escuchar (en comparación con otros grupos de este estilo). Empezaron con “Only Pain”, siguieron con “Silvera”, “Stranded”, “The Shooting Star”, “Toxic Garbage Island” y terminaron con “Vacuity”.

Pudimos ver también algún tema de Motionless In White (que tocaban en uno de los escenarios pequeños), banda que es pura energía pero que por desgracia no disfrutó del mejor de los sonidos y se hacía muy difícil distinguir incluso entre los instrumentos y la voz, atropellándose unos a otros y no dejando ver lo que realmente es este grupo en directo, que es un completo huracán; nada que ver con lo que pudimos ver la semana anterior en Hellfest. En su setlist hubo temas como “Break The Cycle”, “Reincarnate”, y “Devil’s Night”.

Llegaba el primer plato fuerte de los tres días de festival, un cabeza de cartel muy cuestionado y que causa muchas relaciones de amor/odio por lo que muchos fans sienten que fue y ya no es, uno de los grupos que más popularizó el Nu Metal hace más de una década pero cuyo camino se desvió por otro lado; en efecto, hablamos de Linkin Park. Los de California cuentan con más de 68 millones de discos vendidos a lo largo de toda su carrera, que han ido variando mucho de estilo desde aquel Hybrid Theory con el que se dieron a conocer en el 2000. Empezaron su show con “Talking To Myself”, sencillo extraído de su último álbum de estudio One More Light; tema muy bien escogido para abrir un show ya que en directo tiene un sonido muy fresco y alegre. Siguieron con “Burn It Down”, de su disco Living Things (álbum en el que los sonidos electrónicos cogieron aún más peso en el sonido de la banda) y “The Catalyst”, un tema que poco tiene que ver con todo lo que ha hecho a lo largo de su carrera Linkin Park, ya que, como dijo el propio Chester Bennington, el álbum A Thousand Suns dejaría de lado algunas cosas para alcanzar otras y llegar a lo que podríamos clasificar como un “álbum conceptual”. La siguiente sería del álbum The Hunting Party, “The Wastelands”, que cuenta con esa mezcla de rap y rock más característica de los inicios de la banda (además de algún tímido gutural de Chester), que la convirtió en una canción más aclamada que su antecesora.


Seguirían con uno de sus primeros sencillos, “One Step Closer”, que desató la locura de los fans desde el primer acorde ya que, aunque poco se parecen ya físicamente ese joven Bennington rubio y ese Mike Shinoda pelirrojo que podíamos ver con Hybrid Theory, sus voces siguen siendo igual que entonces o incluso mejor que en aquellos años. Le siguió “Castle of Glass” y “Good Goodbye”, ésta última con estrofas completas de rap y una voz principal más “suavizada” o dulce por decirlo de alguna manera. Después vendrían “Lost In The Echo” y “New Divide”, la que fue parte de la banda sonora de la película “Transformers”. Ahora sería el turno de “Invisible”, donde Mike demuestra que su voz no sirve solo para “rapear”. Tras ellas pudimos disfrutar de uno de los sencillos más conocidos de esta banda, “Breaking The Habit”, que el público coreó desde principio a fin, para dar paso a una versión muy intimista de la sensacional “Crawling”, una versión a piano en la que Chester baja a las primeras filas para cantar a su público, uno de esos momentos especiales en cualquier concierto. Tras ella vendría otra balada como es “Leave Out All The Rest”, que dio paso a “From The Inside”, otro de los más aclamados de todo el show. Seguidamente “What I’ve Done” y otro de los temas más conocidos de la banda como es “In The End”.
Terminarían por ahora su actuación con dos de Meteora, “Faint” y “Numb”, para volver a salir a escena con su último gran criticado single, “Heavy”, que (como suele pasar con la mayoría de canciones polémicas) en directo suena bastante mejor que en el disco. “Papercut” y “Bleed It Out” cerrarían de forma definitiva su show en La Caja Mágica.

Día 2
La segunda jornada de festival arrancaba con menos problemas en los accesos que el día previo (lo normal en un festival nuevo). El sol y el calor golpeaban con más fuerza aún que el día previo, pero la permisión a la hora de meter agua en el recinto y comunicar al público que el agua de las fuentes era potable, se hizo bastante más llevadero. En cuanto al cartel, otro grandísimo nombre era el gran reclamo del día, System Of A Down estaban de vuelta, y lo hacían junto a bandas como Mastodon, Hamlet o The Cult.

El arranque para nosotros lo ponía Myrath. Los tunecinos desarrollan un sonido de metal oriental, que en sus dimensiones sonoras supera claramente (para nuestro gusto) a bandas predecesoras como Orphaned Land, con un trabajo tremendo en estrofas y estribillos con las melodías árabes introducidas con mucho cuidado. Nos quedamos con temas como “Believer”, un hit que les está llevando muy alto encabezando un nuevo trabajo impresionante y toda una revelación para muchos. No faltaron tampoco la rítmica “Merciless Times” o la definitiva e increíble “Beyond The Stars” con la que cerraban un set breve pero intenso, dejándonos uno de los mejores sabores de boda de todo el festival de nuevo.
Tras ellos, llegaba la fiesta con Skindred, la banda de reggae metal ponía Download a sus pies con su flow y su ritmo que es capaz de atraer a todos a una juerga memorable. Con el carismático Benji al frente haciendo de maestro de ceremonias, nos llevó a través de un poderoso setlist por donde quiso, que si agacharnos y saltar, que si acompañar con los brazos de un lado al otro, que si quitarnos la camiseta y usarla de bufanda… Todo un show al que acompañaron grandes trallazos como “Nobody” o “Rat Race”, dos de sus primeros exitazos, “Kill The Power” que tiene ese punto electrónico y ese estribillo archicoreado o la definitiva “Warning”. Menudo show se gasta esta gente, es capaz de mover a masas y más masas de gente. Sobresaliente show como siempre.

Muchos se decantan solo por bandas internacionales, pero teniendo una banda nacional que brinda conciertos tan poderosos como Hamlet no había debate. La banda liderada por Molly, nos hizo saltar y cantar de lo lindo, con él y el resto de la banda sin parar de saltar y moverse tanto sobre el escenario como entre el público. Un derroche de energía y adrenalina a borbotones que agradecimos para despedir al sol en todo lo alto. “Limítate” o “Egoísmo” arrancaban por todo lo alto, mientras “Irracional” es quizás una de las que mejor recibidas de sus últimos trabajos. Un concierto como diría el propio Molly que para muchos fue ‘amazing’. El combo nacional demostró estar más que a la altura de un escenario principal como este.

Clase, saber hacer, y calidad por los cuatro costados es lo que nos trae Opeth. Es un grupo que hay que saber saborear y apreciar, ya que en cada melodía, en cada etapa de sus composiciones o en cada ritmo hay algo escondido detrás. Es más que respetable que haya un tipo de público que es un tostón, que es cansino o que simplemente aburre, pero hay que detenerse a escuchar antes de juzgar. Obras largas, con varios cambios de etapa y transiciones en cada una de ellas, como “Cusp Of Eternity” o “Deliverance”, perfecta para cerrar un show cargado de emoción a pesar de no ser la mejor escena para su show el sol de justicia que terminaba de apretar.

Teníamos muchas ganas de ver a The Cult en directo, e Ian Astbury y los suyos no defraudaron. La banda británica desarrollo un hard rock de calidad con esas melodías de guitarra tan características que les hacen únicos y diferentes al resto. Pusieron a sus pies al Mainstage 1 gracias a un gran inicio con “Wild Flower”. Su sonido durante toda la actuación fue magnífico, permitiéndonos disfrutar en plenas condiciones de una leyenda como esta. No faltaron otras como la acertada “The Phoenix” o la archiconocida y más que reconocible “She Sells Sanctuary”. Grandísimo concierto el del cuarteto de las islas británicas.
Mastodon es un grupo que personalmente nunca me ha terminado de enganchar, pero he de reconocer que su concierto esta noche fue excelente. Haciendo la labor de sub-cabeza de cartel, los de Atlanta nos hicieron disfrutar de un metal progresivo más poderoso de lo esperado, con un inicio avasallador con “Sultan’s Curse” y “Divinations”. Es encomiable la labor de Dailor a la batería, es un espectáculo ver desmenuzar piezas como “Black Tongue” o “Colony Of Birchmen”, dos de las más habituales de los norteamericanos.

Tampoco se queda atrás el trabajo a las guitarras de Bill y Brent en las definitivas “Mother Puncher” o “Steambreather”, que ponían el cierre a una gran presentación de unos Mastodon que jugaron con su escenografía habitual y los colores rojo y azul entre los más comunes en su iluminación. Esta vez sí convencieron Mastodon.

Llegaba la hora de recibir a los semi-armenios y semi-californianos System Of A Down. Con Serj Tankian a la voz, Daron Malakian a la guitarra y segundas voces, Shavo Odadjian al bajo y John Dolmayan tras la batería, una de las bandas más esperadas en esta edición; más de 30.000 personas ansiaban su llegada y así se lo demostraron a la banda en cuanto pisaron el escenario. El Mainstage 01 se llenó de luces y proyecciones en la pantalla gigante que había tras ellos durante todo el show, pero el sonido dejó bastante que desear (al menos desde nosotros nos encontrábamos); la voz de Tankian se escuchaba baja y sin fuerza, totalmente eclipsada por los instrumentos, una verdadera lástima teniendo en cuenta que precisamente la especial voz de Serj es uno de los alicientes de este grupo.


Eso no impidió sin embargo que el público bailara, cantara, gritara y coreara la mayoría del set de 28 canciones, en las que podemos encontrar “Prison Song”, “Bounce”, “B.Y.O.B.”, “Chop Suey”, “Hypnotize”, “Roulette”, “Deer Dance”, “Lonely Day”, “Aerials” o “Sugar”, con la que cerraron su show definitivamente.
Para mi gusto, concierto un tanto descafeinado y mejorable (en gran parte por las fallas en el sonido), pero que la gente disfrutó bastante, aún más teniendo en cuenta que, como hemos dicho anteriormente, era uno de los grupos más esperados en este Download.
Día 3
Empezaríamos la última jornada de festival con Sólstafir, a más de 30º grados al sol y con apenas sombras libres en las que cobijarse (una lástima ese sofocante calor ya que ensombreció un tanto la actuación de los islandeses). Una apuesta arriesgada la de este grupo por dos motivos; el primero y obvio, la hora a la que tuvieron que actuar con un calor al que evidentemente no están acostumbrados; el segundo, cantan en islandés, algo que resulta a veces fastidioso para el público español que adora corear las canciones de todos los grupos. Sin embargo, ninguna de estas cosas impidió a la gente disfrutar de la música y la puesta en escena de Sólstafir, en la que pudimos escuchar entre otros “Naatmal” o “Fjara”.

Cambiaríamos de escenario para irnos al mainstage 1 y presenciar una banda de corte mucho más clásico que los anteriores, Iced Earth, que a pesar de “no encajar” aparentemente en el cartel de aquel día (de sonidos mucho más alternativos) ofrecieron una actuación digna de su nombre. “Vengance is Mine”, “Seven Headed Whore” o “Dystopia” fueron algunos de los temas que pudimos disfrutar con los americanos.

Volvíamos a movernos al mainstage 2 en busca de uno de los grupos que más animaría al público de La Caja Mágica. Hablamos de Kvelertak, cuyo cantante, sin necesidad de pronunciar una palabra, fue capaz de levantar a gran parte de los asistentes con su vestuario (pecho descubierto y máscara). Y es que si algo tienen los noruegos es que son pura energía y así lo hicieron patente con algunos de sus temas más conocidos como son “Blodtørst”, “Ondskapens Galakse” y la homónima “Kvelertak”. Un show cargado de potencia, momentos divertidos y buena música, un cocktail perfecto para un festival como éste.

Los siguientes serían In Flames. Relación personal de “amor/odio” la que tengo con este grupo porque me encanta su música, pero dos de las últimas veces que les he visto me han dejado bastante fría, no sabía si era cosa mía o es que el grupo había perdido algo de fuelle en directo. Sin embargo, en esta ocasión sería diferente, el sonido se portó bien con ellos y pudimos disfrutar de temas clásicos como “Only For The Weak” o “Awake”, además de descubrir algunos de su polémico último disco, que mezcla sonidos más electrónicos con su particular death metal melódico que es evidente que no gustan a todos sus fans.


En este momento llegaría uno de los solapes complicados del festival, por un lado el metal industrial de Ministry (Mainstage 02) y por otro los cellos de Apocalyptica (escenario 3). Nosotros nos decantamos por los primeros, ya que a Apocalyptica los hemos visto más veces. El público se dividió bastante en estos shows, quizá más que en otros solapes del festival.

No nos arrepentimos de la decisión y los fans de la banda tampoco, pues los estadounidenses han vuelto como nuevos después de su separación de varios años.
Su frontman Al Jourgensen siempre es algo digno de ver por su estilismo especial, pero también demostró que de imagen no se vive en este mundo y que su voz también es digna de escuchar. Abrieron su show con “Filth Pig”, y su setlist se completó con temas como “Antifa”, “Señor Peligro”, “Punch in the Face”, “Waiting” o “Just One Fix”. Cerrarían su show con “So What”, que puso punto y final a un concierto más que correcto de estos “rejuvenecidos” Ministry.
Llegaba la hora de ver al último “cabeza gordo” del festival, Prophets of Rage, que eran los encargados de cerrar definitivamente el escenario principal. La mayoría de su setlist estuvo compuesto de temas de Rage Against the Machine, algo que parecía que el público agradecía porque todos estaban realmente vivos para ser uno de los últimos conciertos de esta edición. Tampoco faltarían algunas canciones de Public Enemy y Cypress Hill (como era de esperar) e incluso dos piezas propias, “The Party’s Over” y “Unfuck the World”, que fueron muy bien recibidas.


Unas finas gotas de lluvia comenzarían a caer sobre el festival, que la verdad no consiguió mover a nadie de su sitio… era obvio que la gente quería ver el show de Prophets of Rage por completo.

Su setlist contó con temas como “Testify”, “Bombtrack”, “Know Your Enemy”, “Bullet in the Head”, “Bulls on Parade”, “How I Could Just Kill a Man”, “Guerrilla Radio” y una cover instrumental de “Like a Stone” (Audioslave) en honor a Chris Cornell, fallecido este último año, con la que todos nos emocionamos. Decidieron dejar para el final la mítica “Killing in the Name”, con la que se despedirían del público en la capital.

Al mismo tiempo que Prophets of Rage se adueñaba del escenario principal, Suicidal Tendencies haría lo propio con el escenario 3, en el que se agolpó un puñado importante de personas, aún más teniendo en cuenta que Prophets se solapaba con ellos.

Suicidal Tendencies tiene a su favor que es un grupo muy cercano al público, siempre interactúan al máximo con el respetable y eso es algo que obviamente la gente percibe y agradece (nunca es agradable ver un concierto y que sientas como que no existes para sus artistas). Sin embargo, esta vez fueron más allá y dejaron que unas 20 personas se subieran al escenario para corear sus canciones desde lo alto, mientras abajo se formaban circle pits (yo diría que de los más importantes del festival). Nos deleitarían con temas como “You Can’t Bring Me Down”, “Possesed to Skate”, “I Saw Your Mummy”

Avatar es un grupo… ¿especial? Los suecos eran desconocidos por muchos hasta este día, en el que seguro que ganaron más de un puñado de seguidores más que merecidos. Un sonido excelente, una puesta en escena siempre única y una música que engancha son algunos de los ingredientes del incremento del éxito de esta banda (sobre todo fuera de nuestro país, donde son más conocidos), que ya han demostrado que no necesitas el escenario más grande para dar el mejor espectáculo.

“Hail the Apocalypse”, “New Land”, Bloody Angel”, “Murderer”, “Let It Burn” y “Smells Like a Freakshow” fueron algunos de los temas que compusieron su setlist, con el que nos despedimos de esta edición de un festival que esperemos que haya llegado para quedarse.
Balance más que positivo y muy buen sabor de boca el que nos deja el festival…
¡Hasta el año que viene, Download!

 
Crónica: Patricia Domínguez González Fotos cedidas por Download Festival Madrid.
 

 

 

 

 

No te olvides de firmar
en mi libro

wildan

SYMPHONY BLOG

 

http://www.wikio.es  Añadir a Google! Santuario del Heavy Metal   Añadir a Feedage alertas RSS Santuario del Heavy Metal   Añadir a Mi Yahoo! Santuario del Heavy Metal   Suscribir en Pakeflakes Santuario del Heavy Metal  Suscribir en Bloglines Santuario del Heavy Metal   Vista previa de Feedage: Santuario-del-heavy-metal   Añadir a MSN Santuario del Heavy Metal

| Inicio | Noticias | Conciertos | Festivales | Fotos | Reseñas | Crónicas | Entrevistas | Enlaces | Garitos | Quienes somos |
Esta web esta optimizada para una resolución de 1024*768 navegador Internet Explorer 7 y Mozilla Firefox
Copyright © 2006 | Webmaster : Santuario del Heavy Metal